miércoles, 30 de junio de 2010

El "Leoncito"

El cuentito de Diego y el León

Por el tío Ariel



Había una vez un diego que se llamaba León y un león que se llamaba Diego.

El niño Diego era un León y era el rey de la selva. Su papá Adrián era “el Rey del mundo”.

El León Diego era un niño y era el sobrino del tío Ariel.

“¿Cómo había que hacer para que Diego sea un niño y León un animalito?”, se preguntó el tío Ariel. Pensó un rato largo. Y dijo: “ya sé... le voy a preguntar a la bruja, granuja y Silvanuja de Silvana”.

La bruja Silvanuja vivía en una cueva de terror.

El tío Ariel le mandó un e-mail. Y la bruja Silvanuja le contestó: “chist”. Luego, agarró la escoba y salió volando por la ventana. Fue a pedirles a las Hadas, Lucila y Celeste, la “Varita mágica”. Con la varita mágica dijo las palabras mágicas: “Abracadabra, pata de Cabra”.

Y finalmente el León se convirtió en el rey de la selva. Pero, lamentablemente, Diego se fue corriendo con su mamá Leticia, porque el León se quería comer al niño, de postre.

Y colorín colorado, este cuento se ha terminado.



Dedicado a Diego León, en Florida,
el 3 de septiembre de 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada